Alimentación y dieta para diabéticos

gorgojo-chino-para-cura-diabetes
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Las personas con diabetes deben prestar particular atención para asegurarse de que exista un equilibrio entre sus alimentos, insulina y medicamentos orales, y ejercicio, para ayudar a controlar su nivel de glucosa. Esto suena como mucho trabajo, pero su médico o nutricionista puede ayudarlo a crear un plan de alimentación que sea adecuado para usted. Cuando tome buenas decisiones con respecto a los alimentos mejorará su salud en general e incluso podrá prevenir complicaciones como enfermedades del corazón y ciertos tipos de cáncer

“Una correcta planificación de las comidas en la diabetes supone aprender a elegir los alimentos y a comer las cantidades apropiadas de los mimos.

Los objetivos del plan de alimentación son:

  • Mantener un peso corporal adecuado
  • Mantener unos niveles adecuados de glucosa en sangre, colesterol, triglicéridos, etc…
  • Prevenir complicaciones a largo plazo

Existen sólo tres características importantes que diferencian la alimentación de las personas con diabetes:

  1. Restricción en el consumo de azucares de absorción rápida: miel, pasteles, bollería, refrescos azucarados;
  2. Comidas en horario y frecuencia pautada sobretodo si se toman hipoglucemiantes orales y/o insulina
  3. Mantener constante el aporte de alimentos ricos en hidratos de carbono.

menú saludable puede estar perfectamente diseñado, pero puede estar desequilibrado si no nos fijamos en las cantidades de los alimentos.

Para solucionar este problema es muy importante la calibración del menú, es decir, pesar los ingredientes empleados a la hora de cocinar y ver lo que nos aportan atendiendo a su composición tanto de macronutrientes como de micronutrientes.

¿Qué equivale a una ración?:

El término ración en la dieta del diabético se refiere a la cantidad de alimento que tenemos que tomar para que nos aporte 10 gramos del macronutriente del que estamos hablando, es decir: Hidratos de carbono, proteínas o grasas.

Generalmente al hablar de ración tendemos a centrarnos a raciones de Hidratos de Carbono y por tanto al hablar de ración de HCO nos referimos a la cantidad de alimento que nos aporta 10 gramos de HCO.

A modo de ejemplo, podemos señalar que una ración de HCO nos la aportan:

  • 15g de cereales de desayuno
  • 15g de pan tostado
  • 20g de legumbres
  • 50g de plátano
  • 200g de leche desnatada
  • 300g de lechuga
  • 15g de arroz o pasta
  • 15g de galleta tipo María
  • 20g de pan
  • 50g de patata
  • 100g de manzana
  • 2 yogures
  • 150g de zanahoria

¿Cómo descifrar la información que contiene una etiqueta?
Conociendo/entendiendo las etiquetas, sabremos lo que realmente estamos tomando.

Hay productos en los que ingerimos menos de una porción y hay otros, donde la porción indicada en el envase es muy inferior a lo que consumimos. De esta manera sabremos lo que realmente nos aporta lo que estamos tomando.

Mirar si tiene grasas trans, para ello, miraremos la información nutricional y además, revisaremos sus ingredientes: si tiene aceite vegetal hidrogenado o parcialmente hidrogenado, el producto tiene grasas trans.

Fíjate que el producto no tenga más de 10 gramos de azúcar en 100 gramos.

Seleccionar alimentos que tengan menos de 200 mg de sodio cada 100 gramos.

% Valor diario (VD), es el porcentaje de las recomendaciones de ingesta para una persona que cubre determinada ración de alimento. Un alimento con más del 20% VD de Kcal tiene un % VD alto, pues solo el consumo del mismo cubre un 20% de las calorías que necesitamos a diario.

Para este sistema se utiliza un sistema de colores donde:

  • Verde : Informará al consumidor que el producto contiene un % bajo de la dosis diaria de azucares, grasas saturadas, sal…
  • Amarillo : productos que deben limitarse.
  • Naranja/Rojo : Informa que debe vigilarse la ingestamenú saludable puede estar perfectamente diseñado, pero puede estar desequilibrado si no nos fijamos en las cantidades de los alimentos.

    Para solucionar este problema es muy importante la calibración del menú, es decir, pesar los ingredientes empleados a la hora de cocinar y ver lo que nos aportan atendiendo a su composición tanto de macronutrientes como de micronutrientes.

    ¿Qué equivale a una ración?:
    El término ración en la dieta del diabético se refiere a la cantidad de alimento que tenemos que tomar para que nos aporte 10 gramos del macronutriente del que estamos hablando, es decir: Hidratos de carbono, proteínas o grasas.

    Generalmente al hablar de ración tendemos a centrarnos a raciones de Hidratos de Carbono y por tanto al hablar de ración de HCO nos referimos a la cantidad de alimento que nos aporta 10 gramos de HCO.

    A modo de ejemplo, podemos señalar que una ración de HCO nos la aportan:

    • 15g de cereales de desayuno
    • 15g de pan tostado
    • 20g de legumbres
    • 50g de plátano
    • 200g de leche desnatada
    • 300g de lechuga
    • 15g de arroz o pasta
    • 15g de galleta tipo María
    • 20g de pan
    • 50g de patata
    • 100g de manzana
    • 2 yogures
    • 150g de zanahoria

    ¿Cómo descifrar la información que contiene una etiqueta?
    Conociendo/entendiendo las etiquetas, sabremos lo que realmente estamos tomando.

    Hay productos en los que ingerimos menos de una porción y hay otros, donde la porción indicada en el envase es muy inferior a lo que consumimos. De esta manera sabremos lo que realmente nos aporta lo que estamos tomando.

    Mirar si tiene grasas trans, para ello, miraremos la información nutricional y además, revisaremos sus ingredientes: si tiene aceite vegetal hidrogenado o parcialmente hidrogenado, el producto tiene grasas trans.

    Fíjate que el producto no tenga más de 10 gramos de azúcar en 100 gramos.

    Seleccionar alimentos que tengan menos de 200 mg de sodio cada 100 gramos.

    % Valor diario (VD), es el porcentaje de las recomendaciones de ingesta para una persona que cubre determinada ración de alimento. Un alimento con más del 20% VD de Kcal tiene un % VD alto, pues solo el consumo del mismo cubre un 20% de las calorías que necesitamos a diario.

    Para este sistema se utiliza un sistema de colores donde:

    • Verde : Informará al consumidor que el producto contiene un % bajo de la dosis diaria de azucares, grasas saturadas, sal…
    • Amarillo : productos que deben limitarse.
    • Naranja/Rojo : Informa que debe vigilarse la ingesta

Fuente: www.asisa.es

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Sin opiniones

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros artículos que también te pueden interesar