El Camino hacia un mayor bienestar,  hoy permitirme hacer un poco de “coatch emocional” en nuestra sección de salud, donde no solo tenemos que curar los síntomas con UN BUEN SEGURO, si no hay que buscar la causa y eso es lo complicado, lo que no se puede comprar: la inteligencia emocional en el trabajo y siempre que sea posible en todos los aspectos de nuestra vida. Es fundamental gozar de una mente san. Ser agradecido, hacer favores, vivir en el presente, meditar, todo absolutamente todo suma. Nosotros somos dueños de nuestros pensamientos no nuestros pensamientos de nosotros, esa es la base.

No todos los trabajos son iguales. Algunos trabajos exigen más trabajo físico. Otros tienen un mayor costo emocional. Por ejemplo, los trabajadores sociales, los psiquiatras y los terapeutas familiares ven y escuchan los problemas de los demás todos los días. Otros trabajos, como el de cirujano y de controlador de tráfico aéreo, pueden producir altos niveles de estrés. En verdad, cualquier trabajo puede ser emocionalmente estresante, según el entorno.

Camino hacia un mayor bienestar

La carga emocional de su trabajo puede afectar su salud física. El estrés laboral puede causar hipertensión arterial, dolor de cabeza, malestar estomacal y colesterol alto, si el estrés lo obliga a comer mal. Si tiene otras afecciones, el estrés laboral podría dificultar su control. Por ejemplo, el estrés puede hacer que ignore cambios en los medicamentos y el estilo de vida necesarios para controlar la diabetes.

Si tiene un trabajo con mucha carga emocional, hay cosas que puede hacer para minimizar el impacto en su salud física. Primero, reconozca el estrés. La única manera en que puede cuidar su salud física es dándose cuenta de que su trabajo puede exponerlo a un mayor riesgo de estrés. A continuación, presentamos consejos para cuidarse física y emocionalmente.

  • Cambie su actitud. Recuérdese que se trata de un trabajo. Si bien puede implicar lidiar con los problemas, la ira y el resentimiento de otras personas, no permita que esos problemas se conviertan en suyos. Recuerda lo bueno de su propia vida.
  • Coma bien. Las personas tienden a ignorar la alimentación saludable cuando están estresadas. Si siente que será difícil recordar comer sano, escriba un menú o un plan para cada día. Tómelo día por día para que no se sienta abrumado.
  • Muévase. El ejercicio es bueno para la salud física y mental. Haga un plan para ejercitarse 30 minutos todos los días. Si es posible, haga ejercicio tan pronto como salga del trabajo. Esto lo ayudará a aliviar el estrés de inmediato. Si necesita aliviar el estrés más temprano en el día, tómese el tiempo para hacer ejercicio durante la hora del almuerzo. Si no, busque motivos para levantarse de la silla y moverse. Esto ayudará a despejar su mente en momentos de estrés.
  • Medite. Encuentre un lugar tranquilo donde ir. Tómese 30 minutos para pensar y reflexionar sobre algo relajante. No deje que su mente se haga preguntas o vuelva a pensar en el estrés. Aprenda ejercicios de respiración profunda para hacer que la experiencia sea aún más relajante. La meditación efectiva puede disminuir la presión arterial.
  • Tome aire fresco y sol. Puede parecer simple, pero el aire fresco y el sol pueden hacer maravillas para su salud. Ambos son útiles para mejorar su estado de ánimo. Además, el sol es una fuente natural de vitamina D. La vitamina D es buena para la salud física.
  • Desconéctese. Esta es lo mejor que puede hacer si tiene un trabajo con mucha carga emocional. Apague su teléfono, cierre su computadora portátil y colóquelos en otra habitación. De esta manera, no tendrá la tentación de controlarlos durante la noche y los fines de semana.
  • Reduzca el consumo de alcohol. Puede sentirse tentado a tomar alcohol después de un día estresante en el trabajo. De hecho, puede darse permiso para hacerlo si fue un día difícil. Sin embargo, beber demasiado alcohol puede causar problemas de salud física y provocar adicción.
  • Controle sus problemas de salud existentes. Si tiene hipertensión arterial, diabetes, migrañas u otro tipo de afección médica crónica, siga las indicaciones de su médico. Esto puede incluir realizar cambios en su estilo de vida, además de tomar su medicamento. No falte a sus consultas médicas.
  • Hable con alguien. Acudir a un terapeuta no es motivo de vergüenza. Todos necesitamos hablar para aliviar el estrés.
  • Considere un cambio de trabajo. Si la carga emocional de su trabajo es demasiada, considere un nuevo trabajo o carrera. Podría ser un trabajo en el mismo campo, pero con menos estrés. Podría ser un puesto a tiempo parcial o algo completamente diferente.

Aspectos que se deben tener en cuenta

La carga emocional en el trabajo también puede afectar su salud mental. Los empleados con este tipo de estrés laboral pueden tener un mayor riesgo de depresión y ansiedad si no son controlados.

El trabajo emocional también puede afectar las relaciones. Puede pasarle factura a su cónyuge, su pareja o su familia. Es posible que no llegue a casa sintiéndose renovado y relajado después del trabajo. Por lo tanto, es posible que no esté en su mejor momento cuando deba hablar de cuestiones emocionales con su familia.

Fuente:www.esfamilydoctors.com

Comparador de seguros médicos

Nº Personas que quieres asegurar
Por favor, ahora completa sus fechas de nacimiento
Móvil (Enviamos resultados en un SMS)
Nota legal, nunca cederemos tus datos Solo usamos estos datos para calcular el precio del seguro, nunca te enviaremos SPAM

Todos los campos son obligatorios

Buscando el mejor precio en tu seguro de salud

También te interesará esto

Entrada anterior

Contar con un seguro de salud

Entrada siguiente

Oferta seguros de salud DKV 2018

No hay comentarios, sea usted el primero en dejar uno

Deja aquí tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *