¿Si estudio en el extranjero necesito un seguro de salud?

1

“Erasmus, cursos de doctorado, de idiomas, prácticas internacionales… Si tienes planeado estudiar o hacer prácticas en el extranjero, un seguro de viaje específico para estudiantes puede ser tu gran aliado , pues está diseñado para que lo tengas todo bajo control durante el viaje y también durante tu estancia, dure lo que dure. Pero ¿qué puede hacer por ti un seguro de viaje para estudiantes?

  • La salud: lo primero es lo primero

¿Has pensado qué hacer en caso de que enfermes estando en el extranjero? Si tienes que ir al médico durante tu estancia , un seguro de viaje puede hacer mucho por ti, especialmente en aquellos países en los que la sanidad tiene precios muy elevados, como Estados Unidos.

Pero también cuando estás más cerca de casa , como, por ejemplo, en cualquier país del Espacio Económico Europeo y Suiza, donde funciona la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) . ¿Por qué contar con un seguro, entonces? El objetivo de esta tarjeta es igualar en condiciones de asistencia médica a su portador con los residentes del país de destino. Sin embargo, esto no significa que en los diferentes países todos los servicios médicos sean gratuitos, ya que en muchos casos tienen la modalidad de copago.”

Busca un seguro que incluya coberturas relacionadas con la salud que pueden ser muy útiles. ¿Estás enfermo y necesitas estar hospitalizado más de cinco días? que asuma los gastos de desplazamiento y alojamiento de un familiar para que pueda acompañarte. Y si necesitas volver a casa por motivos de salud, que el seguro también se ocupe.

  • ¡No sin mis maletas!

“Un viaje de estudios no es un viaje cualquiera y el equipaje que solemos llevar, tampoco. Cuando vamos a estudiar fuera incluimos en nuestra maleta cosas que normalmente no llevaríamos en un viaje de ocio, como el ordenador, documentación académica o, si la estancia es larga, mucha ropa. En definitiva, es un equipaje especialmente importante para nosotros.

¿Si estudio en el extranjero necesito un seguro de salud? s

Si es imprescindible, no te vayas sin el.

Por eso, es fundamental contar con un seguro de viaje que te proteja ante cualquier contratiempo que pueda surgir. En caso de sufrir daños o pérdidas del equipaje, serás indemnizado, incluyendo los objetos de valor en la suma de la indemnización. Si la compañía de transportes tarda en entregarte las maletas facturadas y tienes que comprar algunos productos de primera necesidad hasta que lleguen, el seguro corre con esos gastos. Además, la aseguradora se encargará de buscar tu equipaje y hacértelo llegar sin coste alguno.

  • Como si no te hubieses ido

Como ves, el objetivo de un seguro de viaje para estudiantes es que puedas aprovechar tu estancia al máximo con la misma tranquilidad que si no hubieses salido de casa. Ya hemos hablado de asistencia médica y de tus pertenencias más queridas, pero queremos apuntar algunos detalles más sobre el seguro que tal vez no conocías:

1) La protección del seguro específico para estudiantes abarca de manera ininterrumpida hasta 365 días, algo poco habitual en  los seguros de viaje.

2) ¿Eres de los que no puedes pasar sin hacer deporte? Este seguro te protege también cuando estás practicando tu actividad favorita.

3) ¿Necesitas volver? Si por un problema de peso, como la enfermedad grave de un familiar o incluso su fallecimiento, necesitas volver a casa para estar con los tuyos, el seguro se ocupa de este viaje. Si tu estancia es larga, también se hace cargo del trayecto de vuelta al país en el que estés estudiando o haciendo prácticas.

Dime dónde vas a estudiar y te diré qué necesitas

Las estancias Erasmus son una de las formas de estudiar en el extranjero más populares entre los estudiantes españoles. Según los últimos datos del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, los destinos favoritos son Italia, Alemania y Francia , tres países muy cercanos al nuestro pero con algunas peculiaridades que deberías conocer si estás pensado en estudiar en ellos.

–          Italia: Si estás pensando en estudiar en Italia, debes saber que si tu estancia va a durar más de tres meses, debes presentar una declaración de presencia e inscribirte en el Registro Civil del ayuntamiento de la ciudad en la que vas a vivir. Para estancias cortas bastará con presentar el contrato del piso en el que vas a residir, una prueba de que cuentas con medios económicos suficientes para ello y la Tarjeta Sanitaria Europea, aunque para estancias más largas es recomendable contar con un seguro de viaje .

Además, para poder realizar cualquier transacción económica en este país, como abrir una cuenta en el banco o dar de alta un número de móvil italiano, tendrás que solicitar el Código Fiscal: para ello solo necesitarás presentar tu DNI y contrato de tu piso en una oficina de la Agencia Tributaria.

–          Alemania: Si te decantas por una estancia en el país germano, además de reforzar tus conocimientos de alemán, te recomendamos que te informes sobre los seguros médicos. En Alemania es obligatorio contar con uno , ya sea público o privado. El coste de un seguro público va en función de tus ingresos, por lo que puede salirte a cuenta contratar uno privado, que, además, suele incluir más coberturas.

Además, los centros de estudios alemanes recomiendan a sus estudiantes extranjeros contar con un seguro de Responsabilidad Civil –esto quedaría cubierto con el seguro de viaje para estudiantes-.

–          Francia: Lo primero que debes saber si vas a estudiar en Francia es que la Seguridad Social no funciona como en España. En el país galo, primero pagas por la asistencia médica que recibas y luego se te reembolsa el 60% de la cantidad que hayas pagado. Para conseguir el 100% de los gastos, existen las mutuas para estudiantes, que funcionan  como un complemento de la sanidad pública, aunque solo son válidas si vas a pasar más de 4 meses en Francia.”

Fuente:www.universia.es

Sin opiniones

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *