Indemnización a una paciente por no hacer las pruebas necesarias

comparador de seguros de salud segurchollo

Tanto en la sanidad publica como en la privada, aunque estemos en manos de profesionales, siempre juega un papel importante la suerte. Aunque sepamos que el colegiado que nos está tratando es de reconocido prestigio a veces no sale todo como se espera o bien se obvian parte de las pruebas necesarias para hacer una intervención quirúrgica. Es el caso de una paciente a la que no se le realizaron los estudios previos pre-operatorios.

untitled

El Juzgado de Primera Instancia número 1 de Madrid ha condenado a la aseguradora Sanitas a indemnizar con 15.800 euros a una paciente por no realizar estudios diagnósticos previos a una intervención de neurocirugía y por no informar de los riesgos.

La víctima fue intervenida el 4 de mayo de 2011 como consecuencia de una espondilotistesis (deslizamiento de una vértebra sobre otra). Antes de realizar la operación no se llevaron a cabo los estudios radiológicos necesarios para determinar el alcance de la lesión.

Tampoco se informó a la paciente de los riesgos de la cirugía de manera adecuada y el consentimiento informado, además de resultar insuficiente, fue exhibido y firmado el mismo día de la operación.

La evolución postquirúrgica fue insatisfactoria por lo que el 12 de mayo de 2011 fue necesario reintervenir para hacer lo que no se había realizado en la primera cirugía y descomprimir el nervio. No se informó a la paciente de los riesgos y no se le exhibió ningún consentimiento informado a pesar de que la operación aumentaba el riesgo de sufrir un desgarro de la dura madre.

Sin opiniones

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *