¿comida rápida = obesidad?

comida-rapida

Diabetes, obesidad, colesterol, comer en exceso siempre perjudica, incluso si te dedicas a comer solo ensaldas. Todo en su justa medida  con dieta variada y un poco de ejercicio nos ayudará a mantenernos en forma – como norma general- que no todo el mundo puede seguir las mismas pautas.

«McDonald’s no está pasando su mejor momento, informativamente hablando… Las advertencias de la Organización Mundial de la Salud para prevenir la obesidad infantil pasan por reducir drásticamente, entre otros, el consumo de comida rápida, como las hamburguesas o las patatas fritas.

Y es que, según el Estudio Aladino 2015 de Vigilancia del Crecimiento, Alimentación, Actividad Física, Desarrollo Infantil y Obesidad en España, presentado por la Estrategia Naos (Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad) que coordina la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan), España tiene una prevalencia del 26,2% de sobrepeso y del 18,3% de obesidad en menores de entre 6 y 9 años.

Este informe destaca que el 51,3% de los menores de entre 6 y 9 años consume una vez a la semana hamburguesas y patatas fritas; el 41,4% lo hace entre uno y tres días a la semana; y el 2,2% casi todos los días (entre 4 y 6).

«El 51,3% de los menores de entre 6 y 9 años consume una vez a la semana hamburguesas y patatas fritas»

Con estas cifras, organizaciones y especialistas de la salud de todo el mundo se han unido para fomentar los hábitos de consumo saludable, solicitando entre otros, que las compañías de comida rápida no atraigan a los menores con sus campañas de juguetes.

Y es que, ya no es solo la obesidad, sino las enfermedades que ello conlleva, como la diabetes o la hipertensión arterial. Según un estudio publicado en The American Medical Association, las tasas de diabetes tipo 2 han aumentado un 30% en niños y adolescentes ente 2001 y 2009.

Según este mismo estudio, la ingesta de comida rápida ha sido la gran culpable de estos datos, ya que, por ejemplo, el “Happy Meal” de McDonald’s durante muchos años ha estado compuesto por una hamburguesa de ternera (aunque ahora hay más opciones) y es justo el consumo de carne lo que debe, también, controlarse entre los menores, pare evitar el riesgo de diabetes.

«La ingesta de comida rápida ha sido la gran culpable del aumento de la incidencia de la diabetes tipo 2 en los menores»

Con estas desoladoras cifras y ante la aparición de numerosas voces críticas en contra de la “comida rápida o comida basura”, McDonald’s ha decidido contrarrestar con un amplio reportaje en El Confidencial.

En él, alardea de sus materias primas y procesos de producción, sin embargo, aunque destaquen que “queremos dar a conocer la realidad de la calidad de nuestros productos, tanto en materia prima con que se elabora, como el cumplimiento de los altos estándares que se aplican en el proceso de elaboración”, las calorías que aportan sus productos no varían y el riesgo que supone un estilo de vida poco saludable es muy alto.»

Fuente:www.consalud.es