Así ha evolucionado el seguro de salud en los últimos años

Así ha evolucionado el seguro de salud en los últimos años

Desde la llegada de la pandemia, la contratación de seguros de salud se disparó, lo que tras dos años se ha convertido en un crecimiento del 8%.

La pandemia y el consecuente colapso que sufrió, en primera instancia, la atención hospitalaria y, posteriormente, la atención primaria ha desembocado en un aumento de seguros privados. En cifras, y según el informe realizado por ICEA ‘El Seguro de Salud a diciembre de 2021’, desde finales de 2019 el número de asegurados creció un 8% (un 10 si se mide desde 2018). El aumento sería incluso mayor a esa cifra si se contabiliza el aseguramiento privado en solitario, ya que los datos dibujan un descenso en el número de coberturas en las Administraciones Públicas (el mutualismo) de 60.000 personas entre 2018 y 2021 mientras que la asistencia sanitaria privada sin esa variable creció en algo más de 1.300.000 ciudadanos.

La tendencia incluso se agudizó tras el pasado verano. Ya entonces la contratación de seguros de salud privados había crecido un 5% en España y había habido una mayor demanda de seguros de vida. Como anécdota, la forma de contratar estos productos también estaba cambiado: al estar cerradas las entidades bancarias, que eran el canal principal de comercialización de estos seguros, aumentaron la contratación de seguros mediante canales digitales.

Precisamente en este último punto, la telemedicina ha consumado el despegue que comenzó en 2019. Antes de la pandemia, algunas aseguradoras comenzaron a comercializar sus seguros médicos digitales, pero ha sido entre 2020 y 2021 cuando esta modalidad se ha normalizado entre la sociedad. De hecho, han salido al mercado productos relacionados de empresas que históricamente no estaban ligadas al sector salud y sí al de las telecomunicaciones.

El crecimiento del número de asegurados fue una constante por todo el territorio nacional. Sin embargo, hay cinco provincias españolas donde se produjo una moyor movilidad hacia la asistencia privada. Guadalajara lidera este ranking con un 11% de crecimiento en el número de asegurados privados, seguida de Soria y Toledo, ambas por encima del 10%. Completan Alicante y Valencia, que se sitúan por encima del 9% de incremento.

 

El aumento del número de asegurados conlleva un crecimiento del volumen de negocio del sector. La evolución del volumen de primas pasó de 8.866 millones de euros a finales de 2019 a 9.740 en el pasado mes de diciembre, casi 900 millones más en un periodo de dos años. Además, el crecimiento fue aún mayor en 2021, evidenciando que la falta de acceso a la atención primaria sumada al aumento de las listas de esperas son las causas más determinantes para la ciudadanía a la hora de reforzar su atención sanitaria. Cabe destacar que en el segmento donde menos crecimiento se produce es en el capítulo de Administraciones Públicas, es decir las mutualidades.

Respecto al ranking de compañías, medidas a través del volumen de primas imputadas al seguro directo, Adeslas (Mutua Madrileña) obtuvo a finales de 2021 2.840 millones de euros, según el informe de ICEA. Además, la compañía rozó el 30% de cuota de mercado (29,1), convirtiendo a la aseguradora en líder indiscutible, con casi el doble de mercado que su inmediato perseguidor, Sanitas, con un 15,6%.

Los datos de esta última dibujan un crecimiento del 6% en el volumen de primas, lo que le permitió tener un volumen de negocio de 2.840 millones de euros. A corta distancia se sitúa Asisa, con 1.307 millones de euros y una cuota de mercado de 13,4%. La cuarta posición la tiene DKV, con 700 millones de euros de negocio y un 7,1% del mercado. Entre las cuatro compañías citadas, todas menos Sanitas son las que conforman el sistema Muface, que ofrece la asistencia médica a los funcionarios públicos.

El papel de la sanidad privada

De acuerdo con el informe Sanidad privada, aportando valor: Análisis de situación 2021, elaborado por el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (Fundación Idis), la sanidad privada representa el 29,2% del gasto sanitario total, lo que supone el 2,7% del PIB, y hace que España sea uno de los países donde el peso del gasto sanitario privado sobre el total es mayor. Además, se estima que el ahorro generado por el seguro privado se situaría entre 506 euros -si realiza un uso mixto de la sanidad, utilizando tanto sanidad pública como privada- y 1.368 euros al año -si el paciente usa exclusivamente el sistema privado-.

También existen cálculos sobre el ahorro que genera Muface al Estado. Según los datos de la misma patronal, un asegurado cuesta unos 400 euros menos si se le atiende por aseguradora.

Sin opiniones

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *