Carencias, copagos y franquicia en los seguros de salud. Lo que tienes que tener en cuenta

Carencias copagos y franquicia en los seguros de salud

Si estás pensando en contratar una póliza médica, antes de firmar conoce los periodos de Carencias, copagos y franquicia en los seguros de salud.

Estos varían dependiendo de la compañía aseguradora y es bueno conocer que son y cómo funcionan cada uno de estos conceptos para evitar sorpresas en el futuro.

Carencias, copagos y franquicia en los seguros de salud

Carencias

Las carencias en un seguro médico, es el  tiempo de espera que cada compañía de seguro ha establecido para poder usar las diferentes prestaciones médicas. Este tiempo se establece desde la contratación de una póliza y varía según la compañía aseguradora. Con este periodo de carencia, las compañías se aseguran de que las personas no contraten un seguro médico, con el objetivo de acceder a un tratamiento o intervención quirúrgica y después, se den de baja.

Por ejemplo: En Sanitas se establece un periodo de carencia para parto de 10 meses, por el contrario en seguros Mapfre el periodo de carencia se reduce a 8 meses.

Las carencias actúan como una garantía y no existen en todos los tipos de cobertura ni en todos los seguros. Algunas compañías de seguro de salud, te eliminan las carencias si ya tienes un seguro médico y lo que haces es cambiarte de compañía. Es recomendable que si necesitas utilizar alguna prestación en un periodo corto de tiempo te asegures de conocer si será o no posible.

Copagos

Los copagos son una cantidad de dinero que debe pagarse cada vez que se use algún servicio médico privado. El coste variará según el servicio solicitado. Es decir, no será lo mismo pagar el copago por un médico especialista que la de un médico de cabecera o de una prueba diagnóstica.

El copago, se suele cobrar al mes siguiente, por parte de la aseguradora, en la misma cuenta bancaria donde tienes domiciliado el seguro. Nunca lo tienes que pagar al médico u hospital donde realices el tratamiento.

También hay seguros con copagos limitados, donde tienes una cantidad de dinero  máxima que pagar al año. Una vez que has llegado a ese máximo la aseguradora ya no te cobrará por usar más ningún servicio.

Contratar un seguro con copago suele suponer una ventaja para aquellos que usan poco o de manera ocasional el seguro de salud ya que el precio fijo que se paga mensualmente es menor que un seguro sin copagos. Pero ten cuidado si usas mucho el seguro al final puedes pagar más que si hubieras contratado un seguro de salud sin copagos.

Esto son algunos ejemplos de copagos en este caso de una póliza de DKV que tiene un limite de copagos de 600€ al año.

  • 12€ medicina general
  • 12€ medicina pediátrica
  • 20€ ginecología
  • 12€ ATS
  • 12€  pruebas diagnósticas
  • 20€  especialistas
  • 60€ urgencias
  • 20€ psicoterapia
  • 55€ a 300€ pruebas de alta tecnología
  • 8€  rehabilitación
  • 20€ preparación al parto

Antes de contratar un seguro con copagos, analiza los precios de los servicios médicos pueden varias significativamente de una compañía a otra.

Franquicia

La franquicia es el % del servicio que tienes que pagar. Los seguros de salud no tienen franquicia al contrario que algunos seguros de coche o moto, En nuestro caso la franquicia la podríamos equiparar a los copagos que hemos visto en el punto anterior. Hay algunos seguros dentales que si tienen franquicia.

Seguro con Copago o sin copago ¿Qué elegir?

A la hora de contratar un seguro de salud son muchas las dudas que surgen, una de ellas es saber si contratar una póliza con o sin copagos.

Debes saber que, en estos dos tipos de pólizas la cobertura no varía y la diferencia principal es que:

  • Las pólizas sin copagos se paga solo la prima y generalmente suele ser un poco más caro.
  • En la póliza con copagos, se paga una prima más reducida y una cantidad de dinero extra en cada uno de los usos. Este copago ayuda a concientizar al asegurado sobre el uso responsable del seguro médico.

Por ejemplo: Una póliza de salud completa con copagos para una persona de 46 años puede costar 28,57€  y sin copagos 44,97€.

¡No tengas dudas! A la hora de elegir un seguro de salud médico,  opta siempre por asesoramiento profesional,  piensa en tu presupuesto, el número de personas  y tus verdaderas necesidades.

Ahora que ya sabes todo sobre las Carencias, copagos y franquicia en los seguros de salud, es bueno que analices bien cuáles son tus opciones, un seguro médico no debe afectar tu presupuesto. ¡Cuida a quienes más amas!

Compara aquí los diferentes precios y opciones, para que puedas tener una póliza de seguro a tu medida.

 

Sin opiniones

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *