Los problemas de visión son muy frecuentes en la población, en general. El hecho de que cuando se es joven no se tengan  no implica que en un futuro próximo no podamos tenerlos y, de llegar a sufrirlos, lo que es seguro es que tendremos que realizar una inversión para contar con las herramientas adecuadas. El complemento de cobertura óptica del seguro de salud puede ser de gran ayuda en este aspecto.

Merece la pena si tienes un seguro de salud que la contrates. Si no tienes,  tendrías que contratar esta cobertura como un extra, quizás no resulte tan conveniente ya que la misma tiene un coste que dependerá de si se contrata para una sola persona o, por el contrario, para proteger a toda la familia.

¿Qué es el complemento de cobertura óptica en un seguro de salud?

El complemento de cobertura óptica del seguro de salud no es más que una cobertura que, o bien puede estar ya incluida en nuestro seguro de salud, o puede contratarse aparte como un complemento.

Esta cobertura pretende hacerse cargo de un porcentaje de los gastos que el asegurado tenga en la compra de lentes y lentillas que puede alcanzar un 50%. Este gasto tiene un límite anual que suele estar entre los 100 y los 300 euros dependiendo de la compañía aseguradora con la que trabajemos.

Limitaciones de la cobertura óptica

Hay ciertos servicios que este complemento no cubre. Por ejemplo, la compra de lentillas con un objetivo estético, es decir, para un cambio visual del color de los ojos no está contemplada en ella.

Tampoco lo suelen estar las monturas de las gafas, ni los implantes, correctores intraoculares (que suelen implantarse quirúrgicamente) o prótesis.

Con lo que sí podemos contar es con la cobertura del porcentaje correspondiente de los gastos en los cristales graduados, incluidos los de sol.

Los Requisitos para disfrutar de la cobertura óptica

Para poder disfrutar de las ventajas del complemento de cobertura óptica del seguro de salud que, por cierto, se da en forma de reembolso de los gastos previamente sufragados, es necesario que las gafas graduadas o las lentillas hayan sido prescritas por un oftalmólogo del cuadro médico de la compañía aseguradora.

Para poder solicitar el reembolso de parte de los gastos que la cobertura respalda es necesario presentar una solicitud junto a la prescripción del médico y la factura detallada de la compra.

Hay que tener en cuenta que esta cobertura puede tener un periodo de carencia de hasta 6 meses desde la contratación de la misma, aunque esto no sucede en todas las compañías. Esto nos permitirá valorar la mejor manera de actuar si queremos contratarla.

 

Comparador de seguros médicos

Nº Personas que quieres asegurar
Por favor, ahora completa sus fechas de nacimiento
Móvil (Enviamos resultados en un SMS)
Nota legal, nunca cederemos tus datos Solo usamos estos datos para calcular el precio del seguro, nunca te enviaremos SPAM

Todos los campos son obligatorios

Buscando el mejor precio en tu seguro de salud

También te interesará esto

Entrada anterior

Contratar un seguro de salud privado siempre compensa

Entrada siguiente

Mas de 8.000 euros en primas por seguros de salud privados

No hay comentarios, sea usted el primero en dejar uno

Deja aquí tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *