Cómo desgravarse el seguro médico siendo autónomo

Cómo desgravarse el seguro médico siendo autónomo

Los autónomos se encuentran frecuentemente con dificultades en la sanidad pública, y también en el sistema público español. Por eso, muchos de ellos optan por contratar un seguro de salud privado que les proporcione todo aquello que no encuentran en la sanidad pública.

Se trata de un producto que, además de resultar muy práctico en el día a día, es también beneficioso de cara a la presentación de impuestos, ya que su importe es desgravable. Veamos cómo funciona y qué se puede desgravar.

EL SEGURO, UN ALIADO PARA EL AUTÓNOMO

Aunque muchos ven los seguros como un gasto extra, se trata más bien de su inversión. Porque es cuando las cosas van mal cuando de verdad podemos comprobar la eficacia y utilidad de este tipo de productos.

En muchos casos, contar con el seguro adecuado puede marcar la diferencia entre que un negocio subsista o acabe desapareciendo cuando las circunstancias son adversas. Los autónomos lo saben, y por eso suelen contratar diferentes pólizas para asegurar su tranquilidad.

EL SEGURO DE MÉDICO DEL AUTÓNOMO

El trabajador autónomo tiene asistencia sanitaria gratuita en la Seguridad Social. Sin embargo, gran parte de los profesionales dados de alta en el RETA cuentan también con un seguro de salud privado.

¿Por qué? Porque la mayoría de ellos no pueden permitirse tener su negocio desatendido durante mucho tiempo. Si están enfermos o lesionados, necesitan ver a un médico lo antes posible, y esto es complicado si se recurre a la sanidad pública.

SEGUROS CON SOLUCIONES DIGITALES

Además de poder ver a un especialista en mucho menos tiempo que si se acude a la sanidad pública, otra ventaja de los seguros médicos es que las compañías cada vez ofrecen más soluciones digitales que suponen también un ahorro de tiempo y desplazamientos.

Por ejemplo, ofreciendo la posibilidad de que el asegurado tenga una consulta a través de videollamada con el médico de su elección.

COBERTURAS EXTRA

El seguro de salud incluye coberturas médicas básicas como consulta con especialistas, urgencias, hospitalización, preparación al parto, etc. Pero, además, muchos ofrecen coberturas adicionales.

Por ejemplo, cobertura dental, subsidio por hospitalización, seguro de protección de pagos, indemnización en caso de incapacidad laboral, etc.

EL CASO ESPECIAL DE LA DESGRAVACIÓN DEL SEGURO MÉDICO

Los autónomos pueden desgravarse el importe de aquellos seguros que estén estrechamente ligados con su actividad laboral. En el caso del seguro de salud, estamos ante una excepción. Porque no se relaciona directamente con la actividad del profesional, pero si es desgravable.

Según la normativa sobre el IRPF, el autónomo puede deducirse las cuotas satisfechas por seguros médicos hasta 500 euros al año. Para ello, restará de su base imponible esa cantidad como máximo, o menos si no llega a la misma.

DESGRAVACIÓN DEL SEGURO DE SALUD FAMILIAR

En muchos casos la póliza de salud es más barata cuantos más asegurados tiene la misma. Esto da lugar a que muchos autónomos decidan incluir a los miembros de su familia en su seguro médico. No solo por ahorrar, también para brindar una mayor protección a sus seres queridos.

Las aportaciones a este tipo de pólizas para el cónyuge del autónomo y sus hijos menores de 25 años que convivan con él podrán deducirse hasta un máximo de 500 euros al año por cada asegurado. Hasta un máximo de 1500 euros al año si se trata de personas con discapacidad.

¿CÓMO SE HACE LA DESGRAVACIÓN?

La mayoría de los autónomos dejan este tipo de responsabilidades en manos de su gestor. No obstante, es importante tener siempre a mano la documentación por si Hacienda decidiera llevar a cabo alguna revisión.

Es recomendable que el autónomo guarde una copia de su póliza y los recibos bancarios que acreditan los pagos hechos a la aseguradora. Además, el gasto debe reflejarse dentro de la contabilidad.

¿QUÉ SEGURO MÉDICO DEBERÍA ELEGIR EL AUTÓNOMO?

En el mercado hay buenas compañías aseguradoras que ofrecen pólizas muy completas. No obstante, lo mejor en estos casos es escoger un producto diseñado específico para autónomos, que es que más tiene en cuenta las especiales características de estos profesionales.

También es recomendable escoger una modalidad sin copago. Así, el autónomo puede acudir tranquilamente al médico sabiendo que no va a tener que pagar ninguna cuota extra por la consulta.

UNA OPCIÓN MUY INTERESANTE

El hecho de que el seguro médico sea desgravable para el autónomo hace que esta póliza sea especialmente atractiva. En primer lugar, porque supone un beneficio para la salud del asegurado.

En segundo lugar, porque en muchos casos la desgravación cubre el importe total o casi total de lo que paga el autónomo por su seguro.

OTROS SEGUROS PARA AUTÓNOMOS

Además de este que hemos visto, hay otros seguros que contribuyen a mejorar la tranquilidad del autónomo y que también son desgravables. Por ejemplo, el seguro de vida, el seguro de responsabilidad civil para su negocio, o el seguro de incapacidad temporal.

En las situaciones adversas es cuando se comprueba la verdadera utilidad de los seguros. Por eso, es mejor no esperar a que estas aparezcan y hacer la contratación de las pólizas que se consideren necesarias antes de que las cosas vayan mal.

 

Fuente: www.merca2.es

Sin opiniones

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *