Consejos para mantener tu salud durante los viajes

Consejos para mantener tu salud durante los viajes

Durante el verano, solemos salir de viaje y visitar nuevos lugares, sin embargo también es habitual que la salud pueda verse afectada por no tomar las debidas precauciones.

El verano es una época de descanso y ocio para la mayoría con los beneficios que esta desconexión de la rutina nos aporta. Sin embargo, los cambios en nuestro ritmo de vida, descanso y alimentación pueden jugarnos una mala pasada. Ten en cuenta estos sencillos consejos que nos ofrecen desde IMQ para evitar problemas que te amarguen las vacaciones, especialmente si vas a viajar al extranjero.

1- INFÓRMATE SOBRE TU DESTINO

La aventura de viajar comienza desde el momento en que elegimos nuestro destino, buscamos alojamiento, planeamos cuál será nuestro recorrido… Es también el momento de consultar cuáles son las condiciones y medios sanitarios disponibles.

Lo más probable es que no suframos ningún percance. Pero, en función de nuestro destino debemos tener claro si estamos cubiertos por la tarjeta sanitaria de Osakidetza (destino nacional), si debemos pedir la tarjeta sanitaria europea (destinos dentro de la UE) o si es conveniente contratar un seguro de viaje que nos garantice asistencia sanitaria en caso de alguna urgencia médica en el extranjero  (viajes fuera de España). Asimismo, si cuentas con un seguro de salud, consulta si te ofrece cobertura para urgencias médicas en el extranjero. Los seguros médicos de IMQ, por ejemplo, te garantizan la cobertura de urgencias médicas hasta 12.000 €. También es importante que te informes de si necesitas ponerte alguna vacuna obligatoria para entrar en tu país de destino. Consulta para ello la página del Ministerio de Asuntos Exteriores.

2- EN LA MALETA QUE NO FALTE EL BOTIQUÍN

No olvides incluir un repelente de mosquitos (si viajas a áreas con dengue, malaria o chikungunya), analgésicos y antiinflamatorios para dolores o molestias generales, protector solar, biodramina para evitar mareos, un colirio ocular, apósitos para curas básicas, antihistamínicos para reacciones alérgicas y sales de rehidratación para prevenir la deshidratación en caso de diarrea.

3- QUE EL JET-LAG NO TE QUITE EL SUEÑO

Meses soñando con pisar las playas del Caribe para llegar allí y que el jet-lag te estropee el descanso. Para evitar que esto ocurra intenta descansar en la medida de lo posible los días anteriores al viaje, ajusta progresivamente tu horario antes de salir (si viajas hacia el este, acuéstate una hora antes varias noches y si viajas hacia el oeste, una hora más tarde), una vez en tu destino intenta no dormir hasta que sea de noche y adaptarte al nuevo horario de comidas, mantén una adecuada hidratación.

4- EVITA PROBLEMAS ESTOMACALES

La diarrea es una molestia habitual cuando viajamos a países con saneamiento o higiene alimentaria deficientes. Si quieres evitarla:

– Bebe agua embotellada y utilízala también para lavarte los dientes.

– Evita los cubos de hielo.

– Lava muy bien frutas y verduras.

– Mantén una correcta higiene de manos.

– No comas ni bebas productos de puestos callejeros.

En ocasiones, los cambios en los hábitos alimentarios producen el efecto contrario. Para evitar el estreñimiento bebe al menos dos litros de agua cada día, no abuses de refrescos ni de alcohol, toma alimentos ricos en fibra, respeta los horarios de comidas y haz ejercicio físico.

5- SOL EN SU JUSTA MEDIDA

El fotoprotector solar, una gorra o sombrero y las gafas son un básico en la maleta de verano. La protección solar hay que extenderla de manera generosa sobre la piel media hora antes de la exposición directa al astro rey y reaplicarla cada dos horas o después de un chapuzón. Además, para evitar un golpe de calor no te expongas al sol entre las 12.00 y las 16.00 horas, evita la actividad física intensa cuando las temperaturas son altas y mantén una correcta hidratación.

6- ADECÚA TU ROPA Y CALZADO

A la hora de elegir ropa y calzado no solo pienses en estilismos que triunfen en tus stories de Instagram. Para evitar la sensación de piernas cansadas e hinchazón opta por prendas holgadas. Y frente a las altas temperaturas, prioriza los colores claros y tejidos naturales como el lino y el algodón. En cuanto a los pies, si no quieres traerte de recuerdo ampollas y rozaduras, elige calzado flexible y con la anchura y sujeción adecuada y olvida los tacones para tus paseos. Además, en playas y piscinas siempre con chanclas y mantén los pies secos para evitar hongos.

7- PICADURAS, NO GRACIAS

Son molestas y, en función de nuestro destino, pueden poner en peligro nuestra salud. Para evitar las picaduras:

– No uses colonia, perfume o productos para el cabello o piel con olor dulce o floral.

– En zonas de especial riesgo viste ropa que cubra toda la piel y usa mosquiteras y, por supuesto, aplícate repelente de mosquitos.

8- CUIDADO CON EL EXCESO DE HUMEDAD

No hay mejor manera de combatir los calores veraniegos que ponerse a remojo en playas y piscinas. Sin embargo, para evitar infecciones debemos controlar el exceso de humedad. Mantener el traje de baño mojado después del baño, por ejemplo, puede ser el origen de una cistitis. Nuestros pies también pueden sufrir de hongos si no los secamos adecuadamente. Si tu punto débil son los oídos, utiliza tapones a la hora de darte un chapuzón y después extrema el secado para evitar la otitis. Tampoco está de más usar gafas de buceo en mar o piscina para no sufrir conjuntivitis.

 

Fuente: www.elcorreo.com

Sin opiniones

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *