EL seguro de salud como resguardo

EL seguro de salud como resguardo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Tras las crisis sanitaria del covid y los colapsos hospitalarios, el seguro de salud es una opción ante los posibles contratiempos que puedan surgir en este sentido.

Aunque siempre ha existido la asistencia sanitaria privada, en los dos últimos años, tras los episodios vividos por la pandemia de la Covid-19, ha existido un incremento paulatino de la firma de pólizas con estas coberturas. Concretamente, según datos del servicio estadístico de las aseguradoras (ICEA) entre diciembre de 2019 y el mismo mes de 2021 crecieron los seguros de salud en España un 8%, o, lo que es lo mismo, 1,3 millones de españoles firmaron una póliza de salud privada en ese periodo. En la actualidad, según las patronales de las aseguradoras, uno de cada cuatro españoles tiene cobertura sanitaria privada; aproximadamente, 11,6 millones.

Por tanto, además de ser un sector en auge, demuestra también que se ha incrementado el interés que tiene la ciudadanía en proteger su salud; algo que invita a pensar sobre las prioridades que tiene la sociedad actual respecto al bienestar y la seguridad de las familias. Sin embargo, a la hora de decantarse por una u otra aseguradora hay que estar atento a las coberturas del seguro, los copagos, los sanitarios que están disponibles, los centros de atención y su cercanía al domicilio, etc. Son, por tanto, detalles a tener en cuenta para que la rentabilidad del seguro esté acorde a las necesidades de la familia usuaria. Una buena opción podría ser contratar seguro adeslas que, además de contar con una amplia oferta de pólizas, tiene una experimentada trayectoria en el mercado.

Qué beneficios se obtienen al contratar un seguro de salud

La cartera de servicios puede ser variada, pero, normalmente, los seguros de salud privados tienen una magnífica atención primaria, especialmente pediátrica; razón por la que muchas familias optan por contratar estos servicios. Otra de las grandes ventajas es poder contar con segundas opiniones, incluso terceras, sí también se es usuario de la sanidad pública. Este amplio acceso a los conocimientos facultativos maximiza las garantías diagnósticas; es más, los seguros privados también tienen, por regla general, una extensa lista de pruebas médicas que están cubiertas en las pólizas contratadas. Dicho esto, queda claro que optar a seguros privados de salud amplía las posibilidades de atención sanitaria, haciéndo, además, con una atención más pormenorizada y evitando las temidas listas de espera que, por desgracia, cada vez son más frecuentes. No obstante, los asegurados buscan estos servicios con el deseo de acceder a buenos profesionales y también a los avances técnicos que aplican.

Facultativos expertos y centros con tecnología sanitaria actual

Como se ha ido explicando, la ciudadanía se está volcando con los seguros privados por razones tales como acceder a reconocidos profesionales y especialistas que ejercen su labor en centros asociados y, por supuesto, porque estos centros suelen contar con tecnología sanitaria puntera que hacen que las pruebas diagnósticas, además de ser más ágiles, cuenten con todas las garantías preceptivas. Así pues, estas razones, llevan a pensar que hacerse usuario de un seguro privado de salud tiene que llevar aparejados beneficios, tales como que el currículo de sus médicos sea de gran excelencia, pero también la cercanía que exista de los centros asociados al domicilio y la cantidad de especialistas a los que se pueda acudir o que haya ausencia de copagos de las consultas o que este sea mínimo. Desde luego, el seguro dará las máximas ventajas a sus clientes en este sentido y garantizará su accesibilidad a los servicios en las condiciones más óptimas.

La comodidad en las hospitalizaciones, otra gran ventaja

Nadie duda de la calidad sanitaria pública en España, pero también es cierto que las hospitalizaciones, en la inmensa mayoría de los casos, teniendo que compartir habitación con otros pacientes, se hace, en multitud de ocasiones, incómoda. Por esa razón, los centros asociados de la aseguradora, a sabiendas de estas circunstancias, disponen, una vez el usuario necesita de una hospitalización, de un entorno privado y disponer de todas las comodidades tanto para el paciente como para los acompañantes. Desde luego, es otra ventaja que se debe tener muy en cuenta cuando se contrata una póliza de seguro privada.

 

Fuente: www.elmundofinanciero.com

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Sin opiniones

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *