La asistencia primaria gallega, colapsada desde la pandemia

La asistencia primaria gallega, colapsada desde la pandemia
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Los médicos gallegos de atención primaria han impuesto una demanda ante el colapso de las conusltas desde la pandemmia y la sobrecarga de trabajo.

El sindicato médico O’Mega ha presentado una demanda ante el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) contra la Consellería de Sanidade y el Servizo Galego de Saúde (Sergas) para reclamar que se declare un conflicto colectivo por la sobrecarga de trabajo de los profesionales de la sanidad pública. En atención primaria, denuncia la organización sindical, cada médico atiende al día a 70 pacientes de media. La cifra duplica el máximo que establece la propia Xunta en una norma de 2021 para garantizar una asistencia de calidad, fijado en entre 32 y 40 pacientes, según el sindicato. En las zonas turísticas durante el verano, hay picos de hasta 80 consultas por cada profesional, añade.

La Atención Primaria en Galicia no supera el colapso después de la pandemia

A pesar de que la carga por la pandemia se ha aliviado, las demoras para conseguir una cita con el médico de cabecera se mantienen en el sistema público gallego y la Xunta dio por hecho ya en junio que este verano volvería a ser “complicado”. La Plataforma Sanitaria de A Mariña, en el norte de Lugo, denuncia que las esperas llegan a los 15 días en esa comarca. Dice que no se cubren bajas ni vacaciones en unos meses en los que la población en la zona se triplica con los veraneantes.

O’Mega, que ya denunció la situación de la atención primaria en el área de Pontevedra y O Salnés ante la Inspección de Trabajo, avisa de que la situación de colapso que arrastra el servicio perjudica tanto a los trabajadores sanitarios como a los pacientes: la sobrecarga lleva a que “se multipliquen” las bajas y a un aumento del riesgo de emitir diagnósticos erróneos. Avisa de que los sanitarios están afectados por el síndrome del trabajador quemado, el conocido como burnout, por una sobrecarga que provoca “una sistemática cascada” de incapacidades laborales transitorias, vinculadas “eminentemente” a procesos psíquicos.

Las “excesivas agendas de pacientes” también provocan que se les dé una adecuada atención médica, añade la organización sindical. No disponen de los tiempos que consideran mínimos para hacer el estudio y diagnóstico de quienes acuden a consulta, lo que lleva a posibles errores y también a que se aumente el riesgo de pautar un tratamiento médico inadecuado, insiste. Como ejemplo indica que, en un pico de 80 pacientes, un médico tendría que dedicar tres minutos y medio a cada uno, teniendo en cuenta que dispone de 300 minutos por jornada.

La situación supone para la organización sindical una vulneración de los derechos fundamentales de médicos y pacientes. Cita los artículos 15 y 43 de la Constitución, que reconocen el derecho a la integridad física y moral y el derecho a la protección de la salud, respectivamente.

 

Fuente: www.eldiario.es

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Sin opiniones

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *