La prevención también forma parte del seguro de salud

La prevención también forma parte del seguro de salud

La prevención es un factor completamente relevante a la hora de atender nuestra salud. Por eso, un seguro de salud puede ser un aliado a la hora de prevenir y tratar enfermedades delicadas. 

Aunque el modo de vida puede influir en la aparición de ciertas dolencias o problemas de salud, cualquier persona es susceptible de sufrir una enfermedad delicada. En muchos casos, los factores genéticos pueden ser determinantes, aunque existen multitud de problemas cuya causa es desconocida para la medicina.

Independientemente de las razones que justifiquen su aparición, contar con un seguro médico puede suponer un importante desahogo para quienes sufren una enfermedad delicada. Entre otras, un seguro de salud privado garantiza el acceso a médicos especialistas de manera rápida, acceso a los análisis y resultados de manera online y libertad a la hora de elegir el médico o la doctora en cuestión.

El seguro de salud ante ciertas enfermedades

Antes de ahondar en las principales ventajas de contar con un seguro de salud ante ciertas enfermedades, es importante saber que las aseguradoras deben conocer los antecedentes médicos de los contratantes. En líneas generales, ello quiere decir que una persona que ya padece una determinada enfermedad no puede contratar un seguro de salud sin informar a la aseguradora. Así, los pacientes tienen la obligación de informar sobre la situación médica en la que se encuentran.

Dicho esto, un seguro de salud no solo cubre los tratamientos derivados de una enfermedad delicada, sino también su propio diagnóstico y examen, unas operaciones fundamentales en las enfermedades de diagnóstico delicado.

Asistencia primaria

Como su propio nombre indica, la asistencia primaria engloba los servicios sanitarios básicos y fundamentales para garantizar la correcta salud de las personas. En un seguro de salud, la asistencia primaria incluiría los gastos de enfermería, hospitalización y medicina general, es decir, servicios de control básico de la salud.

Especialidades médicas

Una de las principales ventajas de los seguros de salud es la gran variedad y disponibilidad de especialidades médicas. En este sentido, la sanidad privada se caracteriza por permitir elegir entre numerosos especialistas que no poseen largas listas de espera. Además, estos especialistas comunican los diagnósticos y pruebas entre ellos, razón por la que se agilizan los trámites.

Pruebas diagnósticas

Ya sea pruebas anuales, como ocurre con las ginecológicas, o específicas, como sucede en la radiología, los seguros de salud posibilitan el acceso a pruebas diagnósticas numerosas y rápidas. En este sentido, los especialistas son los encargados de emitir volantes y estudiar el resultado final.

Libre elección de médico

Como hemos comentado, los seguros de salud son una puerta abierta a un sinfín de médicos especialistas. Esto hace que los pacientes puedan escoger el médico o la doctora que deseen, independientemente de cuáles sean las razones.

Hospitalización

La contratación de un seguro de salud también puede incluir la hospitalización en habitaciones individuales con un acompañante. En el caso de enfermedades delicadas, ello supone un importante desahogo para las familias, que pueden acompañar al paciente de manera íntima y privada.

Cobertura internacional

La cobertura internacional aporta la tranquilidad de poder viajar con algún problema o dolencia o desarrollarlo en el país receptor sin la presión de no ser atendido. De este modo, los pacientes que cuenten con un seguro de salud con cobertura internacional dispondrán de acceso a servicios sanitarios en el extranjero.

 

Fuente: gacetamedica.com

Sin opiniones

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *