La salud digital es el siguiente paso

La salud digital es el siguiente paso

La digitalización está llegando a todos los sectores, incluida la salud. Sin embargo, la sanidad requiere de unas capacidades digitales y técnicas que permitan llevar a cabo una digitalización adecuada

. Esta es una de las principales conclusiones que se desprende de ‘Unlocking the Value in Connected Health’, el último informe del Instituto de Investigación Capgemini.

Según este estudio, el número de ofertas de salud conectada aumentará un 40% en los próximos 5 años pero, hasta la fecha, solo un 16% de las empresas sanitarias está probando o ha aprobado ya productos relacionados, por lo que la innovación se concentra en una minoría. Y este grupo minoritario lo forman las grandes empresas. Como muestra el informe, casi la mitad de las organizaciones con ingresos superiores a los 20.000 millones de dólares han alcanzado ya la madurez en la estrategia de desarrollo de productos de salud conectados.

También se ha constatado en el informe que más del 50% de las organizaciones sanitarias tiene previsto desarrollar en los próximos 5 años soluciones para la monitorización remota de pacientes, aplicaciones de biomarcadores digitales (biosensores portátiles), diagnósticos predictivos y medicina preventiva con inteligencia artificial. Sin embargo, solo una cuarta parte de las organizaciones sanitarias encuestadas ha avanzado en áreas clave de la salud conectada como el diseño de productos o la estrategia de desarrollo de estos.

Además, el informe revela que solo una cuarta parte utiliza actualmente la inteligencia artificial para realizar análisis predictivos sobre los datos en tiempo real de los productos sanitarios conectados y únicamente un 21% tiene un centro de excelencia para impulsar la innovación, las sinergias y las mejores prácticas en sus ofertas de salud conectada.

«La realidad es que en la actualidad existe una gran demanda y una oportunidad de mejorar los resultados de los pacientes, además de una serie de tecnologías que nos aportan la posibilidad de revolucionar las vías de tratamiento y las interacciones de los pacientes con los proveedores de atención médica. Para aprovechar los beneficios de las tecnologías de salud digital, las organizaciones tendrán que abordar las brechas de habilidades, la tecnología y la estructura con el fin de generar una oferta de productos de salud conectada expansible, personalizada e integrada. Las organizaciones sanitarias más grandes muestran signos de madurez más prometedores, pero con las grandes entidades tecnológicas que también tienen en cuenta el potencial, el mercado en su conjunto debe avanzar al mismo ritmo», ha sintetizado Olivier Zitoun, responsable global del Sector Sanidad en Capgemini.

Para avanzar en la implementación de la salud conectada y acelerar el desarrollo de su uso, Capgemini ha identificado seis áreas en las que hay que poner el foco:

– Definir una estrategia comercial de salud conectada alineada con los planes de portfolio de productos establecidos.

– Diseñar productos de salud conectada para impulsar un valor y unos resultados medibles.

– Construir un ecosistema de datos que promueva el intercambio de datos y la interoperabilidad dentro y fuera de la organización.

– Mejorar el talento en datos, ciencia del comportamiento y desarrollo ágil.

– Centralizar la gobernanza, el modelo operativo y las estructuras financieras de la salud conectada para impulsar el crecimiento y la coordinación normativa.

– Construir un ecosistema de salud conectada que proporcione una estructura y unos límites, pero que también adopte innovaciones abiertas.

 

Fuente: www.grupoaseguranza.com

Sin opiniones

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *