La sanidad privada puede ser sostenible a la vez que rentable

La sanidad privada puede ser sostenible a la vez que rentable

La salud y el medio ambiente son los principales ejes sobre los que gira la sanidad privada, ya que se necesitan el uno al otro. Pero las aseguradoras también deben mirar por su salud financiera, y la realidad es que compaginan estos tres factores perfectamente.

La simbiosis del cuidado de la salud y el cuidado del medioambiente es esencial para que las empresas sanitarias alcancen el éxito. Así lo ha afirmado Josep Santacreu, vicepresidente del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS) y CEO de DKV Seguros, durante el encuentro online ‘Sector privado y agenda 2030’ organizado por Fundación IDIS y moderado por Marta Villanueva, directora general de la Fundación.

Durante la charla, Santacreu ha defendido la importancia de tener como objetivo principal dentro de las empresas sanitarias, en este caso del sector privado, la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). “Como el sector sanitario, público y privado, tiene un objeto de negocio tan social, el cuidado de las personas, a veces se olvida que, durante el desarrollo de la actividad, hay que ser óptimo en los medios. El fin no justifica los medios”, ha asegurado el CEO de DKV. Asimismo, ha sostenido que desde el sector privado no son conscientes del “peso, capacidad e influencia” con la que cuentan para conseguir estos ODS y conciencias a la población de ello.

Visión 360º del cuidado de la salud

La idea desarrollada durante el encuentro ha sido que, más allá de tener un negocio rentable, en necesario tener un negocio sostenible. “Es importante cuidar la salud de las personas, pero tiene la misma importancia cumplir estos objetivos medioambientales”, ha apuntado y defendido que el gran reto para la salud del siglo XXI es combatir el cambio climático. Como ejemplo, ha hablado de los recientes fallecidos a causa de la última ola de calor extremo que asola España, o los fallecidos a causa de la contaminación de manera anual; un 10 por ciento de las muertes anuales tienen relación con la contaminación, según datos recogidos por Greenpeace.

Josep Santacreu ha reiterado la idea de que no basta con tener una empresa rentable, sino que se debe ir un paso más allá. “Lo mínimo es cumplir la ley, y no podemos conformarnos con eso. Una empresa es exitosa a largo plazo si su contexto social es el adecuado”, ha advertido. Así, insta a las empresas a observar los 17 ODS y reconocer cuáles son los que más apelan a la entidad. “Más allá del número tres (relacionado con la salud y el bienestar) debemos fijar cuáles nos interesa desarrollar, como el número 13 (introducir el cambio climático como cuestión primordial en las políticas, estrategias y planes de países, empresas y sociedad civil) o el número cinco (facilitar a las mujeres y niñas igualdad en el acceso a la educación y atención médica)”, ha indicado.

Equilibro entre el corto y el largo plazo 

Ha planteado como uno de los mayores retos encontrar un equilibrio entre la identificación de las necesidades a corto y largo plazo. “En las de futuro todos estamos de acuerdo: un ambiente más limpio, reducir el CO2…, pero en las de unos años vista es difícil encontrar un punto en común”, se ha dolido. Aun así, ha mostrado esperanza asegurando que cada vez los directivos están más concienciados y cada vez se abre más el debate. “No nos queda más remedio que comprometernos con el medio ambiente; las grandes empresas somos transformadoras de sociedad y no nos podemos quedar atrás”, ha asegurado.

Por último, ha defendido que la rentabilidad y la sostenibilidad son compatibles. “Instaurar medidas puede costar dinero a corto plazo, pero si no se hace, a la larga el coste es mayor. No hacerlo no solo tiene un coste claro para la humanidad, sino también para las empresas”, ha indicado y concluido: “En nuestro caso somos una empresa eficiente, pero también tenemos capacidad de ser sostenibles”.

 

Fuente: www.redaccionmedica.com

Sin opiniones

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *