Las subidas de precios también pueden afectar a los seguros de salud

Las subidas de precios también pueden afectar a los seguros de salud

Las subidas de precios también pueden afectar a los seguros de salud, que podrían verse afectados por los recientes acontecimientos económicos.

El contexto sociopolítico actual, copado por la crisis del Covid-19 y la guerra en Ucrania, ha hecho que los precios suban de manera pronunciada debido a un estado de inflación. En España, esta situación hace que todos los sectores económicos replanteen sus estrategias con el fin de adaptarse a este incremento de los precios. Las subidas no solo afectan a los costes de productos diarios, cuyo aumento es más visible en el día a día, sino también al sector servicios.

Así, en el caso del ámbito de las aseguradoras de salud, fuentes de este sector explican a Redacción Médica que la situación sostenida de altas tasas de inflación puede tener un «doble efecto» negativo en las pólizas, aunque guardan cierta esperanza por las peculiaridades del campo

Estas mismas fuentes aseguran que las medidas para relentizar la inflación «pueden frenar el crecimiento económico, generando incertidumbre y desincentivando la contratación de seguros». Asimismo, comentan que el aumento de precios puede traducirse en «un incremento de los costes que asumen las aseguradoras a la hora de garantizar el acceso de sus asegurados a las coberturas contratadas». Advierten entonces que, si esto ocurre, «será inevitable trasladar a las primas al menos una parte de esos nuevos costes para seguir garantizando la calidad asistencial».

También indican que este escenario puede tener un impacto mayor en la rama de salud, puesto que este tipo de póliza convive con la sanidad pública «y el asegurado puede dejar el seguro ya que tiene garantizada la cobertura pública«.

¿Posible encarecimiento de las primas?

La tasa de variación anual del Índice de Precios al Consumo (IPC) ha alcanzado en junio en España un 10,2 por ciento; 1,5 puntos superior a la del mes anterior. El menor ritmo de crecimiento, en un momento en el que la economía española no ha acabado de recuperarse de los efectos de la pandemia, plantea un gran reto. Desde el sector reiteran que, en la situación actual, un encarecimiento de las primas para hacer frente a este incremento de los costes asistenciales «puede afectar negativamente a la contratación de los seguros de salud».

«Aunque el sector ha iniciado el año con tasas de crecimiento elevadas, por encima del 8 por ciento, es un escenario que contemplamos a medio plazo y nos estamos preparando para ello». Aun así, se muestran optimistas, tomando como ejemplo la última crisis económica: «El ámbito de las aseguradoras de salud fue el único ramo asegurador que siguió creciendo incluso en los momentos más complicados de la crisis financiera de 2008. Por lo tanto, el sector tiene una gran fortaleza para seguir creciendo, aunque sea tímidamente, en situaciones económicas complejas».

Planes flexibles para ofrecer posibilidades 

Asimismo, desde el sector se recuerda que las aseguradoras tienen planes flexibles para poder adaptarse a diferentes situaciones. «Por ejemplo, muchas veces se ofrecen carteras de nuevos seguros que se ajustan a las necesidades de los asegurados, para poder acceder a las coberturas que necesitan según su función personas», se explica y añade que, por ejemplo, durante la crisis económica de 2008, esta opción hizo que muchas personas «en un momento de brusco frenazo de actividad económica pudieran mantener sus seguros».

 

Fuente: www.redaccionmedica.com

Sin opiniones

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *