Los seguros de salud centran su labor en la digitalización y la personalización de los servicios

Los seguros de salud centran su labor en la digitalización y la personalización de los servicios

La pandemia puso en claro la necesidad de servicios de atención más rápidos y cercanos que no se recibían en la sanidad pública. Ante esto, los seguros de salud han trabajado para incluir la digitalización y solventar este asunto. 

Esas son sólo algunos de los atractivos que el sector de los seguros de salud ha ‘reclutado’ tras dos años de pandemia, tal y como han confirmado representantes del mismo durante el II Observatorio de las Finanzas organizado por EL ESPAÑOL-Invertia. 

En una revisión sobre cómo les ha afectado la Covid-19 y sus repercusiones en el presente, representantes de Sanitas, ASISA y Savia han recabado algunas de sus experiencias y como la digitalización ha llegado para quedarse en la atención sanitaria. 

Javier Ibáñez, director general de Sanitas Seguros, ha asegurado que la pandemia cambió la manera de entender al paciente y atenderlo. «La digitalización de la atención sanitaria junto con la salud emocional son algunos de los cambios que nos ha traído la Covid. Hemos investigado bastante sobre salud mental durante este periodo con la importancia del equilibrio entre lo físico y lo mental», ha introducido.

Para el director general de Sanitas Seguros, la Covid ha sido una «gran oportunidad» porque después de la pandemia, la salud es «mucho más relevante» para el ciudadano y su sector tiene «un reto». «Las necesidades han cambiado y el paciente tiende a saber más sobre ellas. Desarrollamos productos y servicios para satisfacer a nuestros clientes», ha argumentado.

Jaime Ortiz, director Commercial y Marketing de ASISA, ha recordado como el crecimiento de los seguros de salud es estable y aun «en los peores años de la crisis económica» siguió creciendo. «Muchas veces se destaca que la pandemia ha influido en el número de asegurados y es cierto, pero el crecimiento de nuestro sector es positivo y bueno desde los años 90», ha argumentado.

Con todo, Ortiz ha recordado el «crack» que se produjo por la pandemia hace dos años. «No sabíamos si íbamos a ser capaces de dar suficiente prestación y había que gestionar muchos sistemas para adaptarlos a las circunstancias. La Covid nos hizo cambiar y generar mejoras digitales y telemáticas de atención a nuestros asegurados«.

En términos económicos, Jaime Ortiz ha recordado que se cubrió la Covid aunque no estuviera en las propias coberturas de los contratos. Una «imagen» de trabajo en equipo por parte de las compañías de seguros que, trasladado en la sanidad privada, ha supuesto un «repulsivo» para su confianza por parte de los pacientes. «Probablemente, muchos clientes que no pensaban en tener seguros de salud han visto que la sanidad privada funciona y se unen a nuestro proyecto».

Hay que recordar que este año los seguros de salud han crecido un 5% a pesar de que las pólizas de Muface han descendido respecto a años anteriores.

Pedro Díaz Yuste, CEO de Savia, también ha querido insistir en que el mercado de la sanidad privada es «muy robusto» y la Covid demostró «nuestra fortaleza» y cómo la salud privada ha complementado a la sanidad pública.

Savia, la plataforma de servicios digitales de salud, nació un año antes de la primera ola de la Covid y durante la pandemia vio incrementarse exponencialmente su uso. «Dos años después esta demanda se ha consolidado y el usuario es mucho más maduro de lo que era antes», ha explicado. Entre los servicios que se han tenido que incrementar esos años están los ofrecidos a pacientes con problemas de salud mental y respiratorios (EPOC).

Medicina digital

Los tres expertos han presentado la medicina digital como una mejora que ha traído la Covid-19 y como una forma de eficiencia. «Podemos reducir costes, pero la tecnología mejora constantemente y tenemos que implementar la inversión en medios de diagnósticos. Queremos compensar y mantenernos en esos precios de mercado que son irrisorios si los comparamos con otros países», ha defendido Jaime Ortiz.

Los expertos han querido abordar cuáles son los retos del sector para incrementar su número de asociados. A juicio de Javier Ibáñez es importante adaptarse a nuevos perfiles (con exigencias muy concretas), a la salud mental y a la prevención. «Tenemos que ser capaces de entender mejor a los clientes. Los incentivos fiscales moverían más el mercado, pero tenemos que entender al paciente».

Para Jaime Ortiz la solución sí está en dar incentivos fiscales a las personas que contratan un seguro privado. «A pesar de que es una tarifa muy barata ya están pagando la parte pública. Los beneficios fiscales generarían más ingresos porque las empresas pagaríamos más impuestos y habría más clientes y, consiguientemente, más profesionales para atenderles», ha ejemplificado.

Además, el director comercial de ASISA ha propuesto que exista una colaboración y adaptación para las personas más mayores porque, sobre todo para un pensionista, las primas suben y «a veces se ven obligadas a irse del seguro». «También podemos extender nuestros contratos con el sector público, como el modelo Muface, pero a los autónomos», ha sugerido.

Desde Savia también apoyan la «colaboración público-privada en del actor salud» como un valor en alza. «El mundo digital nos lleva a modelos muy centrados en el cliente y es él que nos tiene que ir diciendo cómo van los tiros. La tecnología es un facilitador para la integración de información médica en las dos direcciones y es algo que se podría considerar», ha ejemplificado haciendo referencia a la historia clínica interoperable entre el sector público o privado.

 

Fuente: www.elespanol.com

Sin opiniones

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *