Madrid y Cataluña tienen los mayores porcentajes de personas con seguro médico privado

Madrid y Cataluña tienen los mayores porcentajes de personas con seguro médico privado

La situación de la sanidad pública, los beneficios de la sanidad privada y la preocupación que la pandemia causó por la salud han provocado un cambio significativo en la evolución de contratación de seguros médicos en España.

El modelo de la Sanidad Pública en España está considerado uno de los mejores del mundo. Un sistema universal, gratuito y descentralizado, que no está exento de problemas. La falta de médicos de familia, de facultativos que se hagan cargo de la Atención Primaria, es uno de ellos. También la saturación y las listas de espera. ¿Empuja esto a la población a irse a la sanidad privada? En Unespa, la Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras de España, no disponen de datos que lo correlacionen.

Lo que sí está claro, aseguran a NIUS, es que la contratación de seguros privados ha crecido de forma sostenida en los últimos 30 años y más con la pandemia. La covid-19 ha puesto de manifiesto la «importancia de la salud», consideran en la patronal aseguradora, y ha dado un impulso a la contratación, con más de un millón de nuevos contratos en los dos últimos años contabilizados.

En España hay más de 11.5 millones de personas, datos de 2021, con seguro de salud privado. El 24,4% de la población española. Es decir, casi uno de cada cuatro españoles cuenta con un seguro médico privado. Dentro de este número, matizan, están también incluidas 1.8 millones de personas que son funcionarias de la administración central, de justicia o militares que tienen también un servicio de salud ofertado por una entidad privada. Un porcentaje que, tal y como se aprecia en el mapa que encabeza esta información, no es homogéneo, sino que varía, y mucho, dependiendo de la comunidad autónoma.

Seguro privado como pago en especie

En los últimos 10 años, de 2011 a 2021, se ha pasado de 8,7 a 11,5 millones de asegurados, casi tres millones de personas más. Incluso en años de crisis aumentó la contratación, en un 0,7%. Un crecimiento ininterrumpido que responde, principalmente, a la contratación de seguros de salud por parte de las empresas como mecanismo de pago en especie, aseguran desde la patronal. «Muchas empresas han incorporado el seguro de salud para sus trabajadores como concepto retributivo complementario. El seguro de salud es, de hecho, uno de los beneficios sociales más valorados entre la plantilla». Una prestación con dos beneficios claros ya que indican:

  • Constituyen una herramienta de atracción y retención de talento.
  • Contribuyen a reducir el absentismo laboral. El trabajador ya no falta dos mañanas, una para ir al médico de atención primaria y otra al especialista, sino que directamente va al especialista, por lo que solo falta una, argumentan.

Es por ello, explican en UNESPA, que Madrid y Cataluña tienen los mayores porcentajes de personas con seguro médico privado. Son las autonomías con mayor tejido empresarial. Además, en Madrid se une la capitalidad, añaden, por lo que hay un mayor número de funcionarios que tienen la opción de elegir entre la sanidad pública o un seguro médico privado. El 80% apuesta por la privada, aseguran.

Diferencia entre comunidades

Si la media en España está en el 24,41% de asegurados de salud, en Madrid el porcentaje está en el 38%, seis puntos más que el 32% que hay en Cataluña. En la Comunidad de Madrid casi cuatro de cada diez ciudadanos cuenta con un seguro médico privado. Cifras muy alejadas del 10% en Navarra -una de las comunidades que más invierte en Sanidad Pública-, del 12% de Cantabria, el 13% de Murcia o el 17% de Asturias, la tercera comunidad autónoma que más destina a sus servicios sanitarios. Lo que está ocurriendo en Madrid no es extrapolable a otras comunidades autónomas, aseguran a NIUS fuentes de la Consejería de Sanidad asturiana. «En nuestro caso, hace años que hemos hecho una apuesta clara por la Atención Primaria y por una sanidad pública de calidad, por ello el 40% de nuestro presupuesto va al sistema de salud, lo que supone unos 2.000 euros por habitante». Solo las comunidades forales de País Vasco y Navarra tienen una mayor inversión per cápita, destacan dichas fuentes.

Aunque una mayor inversión en lo público no siempre significa una menor contratación en lo privado. El Gobierno Vasco, por ejemplo, es uno de los que más invierten en Sanidad Pública y el 22% de su población cuenta también con seguro médico. La sanidad privada a veces es un «complemento», reconocen en Asturias, aunque en ningún caso es la base de la sanidad de los asturianos, de una comunidad a otra hay mucha diferencia, insisten.

¿Modelos rivales o complementarios?

En la patronal de seguros Unespa lo tienen claro: la sanidad pública y la privada no son rivales, sino que se complementan. «Las atenciones que presta la sanidad privada son atenciones que se ahorra el sistema público sanitario. Quienes contratan un seguro de salud hacen uso del mismo y, aunque pueden ir a la Sanidad Pública como cualquier contribuyente, van a la privada y alivian así la carga de trabajo que tienen los centros públicos», destacan.

Así se ha puesto de manifiesto durante la pandemia de covid-19, aseguran. «El sector asegurador ha facilitado el acceso a atenciones a enfermos de coronavirus. También ha sufragado pruebas diagnósticas de covid-19 a millones de personas en España. A través de actuaciones como estas, el seguro ha contribuido a la contención de la pandemia en el país». Según los datos de 2021, hay 11,5 millones de personas que pagan por un seguro de salud en España y, por lo tanto, no consumen los servicios sanitarios públicos. El ahorro de costes para la Administración que genera el seguro privado es, por lo tanto, «evidente».

Un ahorro que no se refleja en los bolsillos de los pacientes que optan por un seguro médico privado. Según el histórico de facturación, en 2011 se pagaron 6.280 millones de euros por la contratación de 8.7 millnes de seguros. En 2021 fueron 9.485 millones por 11,5 millones. Una década en la que la facturación ha aumentado un 50%, aunque el número de seguros lo ha hecho en un 30%.

 

Fuente: www.niusdiario.es

Sin opiniones

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *