Quirón desarrolla una terapia para la degeneración macular

Quirón desarrolla una terapia para la degeneración macular
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Un centro de Quirón Salud desarrolla una terapia para tratar el impacto de la degeneración macular en la avista de los pacientes que la padecen.

La degeneración macular asociada a la edad (DMAE) es una enfermedad crónica ocular caracterizada por alteraciones degenerativas progresivas en la retina central, donde se localiza la mácula, zona de mayor agudeza visual, y que está causada por un exceso de VEGF (factor de crecimiento vascular endotelial), una proteína que promueve el crecimiento de vasos sanguíneos anómalos debajo de la mácula, la zona de la retina responsable de la visión aguda y central.

Según explica el oftalmólogo Javier Perianes Fernández, del Hospital Quirónsalud Clideba de Badajoz, “la DMAE constituye la primera causa de pérdida visual irreversible en los países desarrollados, en personas mayores de 50 años. La prevalencia en España de la DMAE es del 3-4 por ciento para los sujetos con 65 o más años. Los factores predisponentes incluyen el hábito tabáquico, factores nutricionales y genéticos y enfermedades cardiovasculares”.

Se estima que alrededor del 16 por ciento de los pacientes con DMAE neovascular desarrollarán ceguera en el plazo de dos años si no reciben tratamiento, y la mayoría tendrán una visión central deficiente en un año sin tratamiento.

En este sentido, en palabras de Perianes, existen dos formas de esta enfermedad, la DMAE húmeda, neovascular o exudativa, que es la forma más grave y da lugar a pérdida de visión en un corto espacio de tiempo y la forma seca o atrófica, que es la más frecuente, y se caracteriza por una pérdida progresiva y lenta de visión central.

Tratamiento de última generación para DMAE húmeda

Así, según destaca Perianes “los tratamientos anti-VEGF bloquean la actividad de esta proteína. Estos tratamientos se administran de forma periódica mediante inyecciones intravítreas a los pacientes con DMAE húmeda (neovascular) para mantener la enfermedad bajo control. En la actualidad, el estándar de tratamiento para la DMAE neovascular son los fármacos anti-VEGF administrados por vía intravítrea”.

Beovu (Novartis), es un tratamiento anti-VEGF de última generación para la DMAE húmeda (neovascular) que ha demostrado una resolución superior del fluido retiniano, un marcador clave de la actividad de la enfermedad.

Además, es el primer anti-VEGF que ofrece la capacidad de que los pacientes con DMAE húmeda sean tratados en un intervalo de dosificación de tres meses inmediatamente después de la fase de carga y con un alto porcentaje adherencia final de los pacientes, reduciendo así la frecuencia de la administración del tratamiento lo que ayuda a aliviar la carga asistencial y mejorar la calidad de vida de las personas que padecen este tipo de DMAE.

 

Fuente: www.redaccionmedica.com

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Sin opiniones

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *