Seguro de viaje con asistencia sanitaria

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

No basta con contratar una póliza de asistencia sanitaria, sino que hay que revisar los límites de las cuantías y si cubren en caso de rescate o repatriación.

 

Lo peor que puede suceder durante un viaje es que se vea empañado por algún percance, como les ha ocurrido a las dos zaragozanas que han tenido un accidente de tráfico y esperan estos días solventar la asistencia sanitaria con su seguro en su viaje a Vietnam. Más de 19 millones de personas se desplazan durante el año desde España al extranjero, según los datos del Ministerio de Asuntos Exteriores. Este cuenta con un registro de viajeros para que quienes salen al exterior se inscriban de forma voluntaria para estar localizados en caso de problemas. Desde el Ministerio y la patronal de las compañías aseguradoras (Unespa) aconsejan que además se contrate una póliza de viaje «lo más amplia y completa posible para atender los percances que puedan ocurrir, como problemas de salud, accidentes, asistencia jurídica, cancelación, anulación, robo o extravío de equipaje».

A ello añade la Unión de Consumidores de Aragón (Ucaragón) que «antes de suscribir el seguro, de asistencia médica o bien de viaje, es preciso tener la información previa de las coberturas generales, y las opcionales que podemos contratar, así como el coste de uno y otro seguro» para evitar sustos a la hora de echar mano de él.

Entre los españoles que sufrieron algún percance en un viaje al extranjero el 64,33% fueron accidentes leves; el 27,14%, graves; el 6,25%, muy graves y un 2,28%, extremos, según la patronal Unespa y el informe ‘Viaja Seguro’. En la mitad de los casos se trató de «indisposiciones y enfermedades» y en una cuarta parte de accidentes.

 

«Lo primero que hay que mirar cuando se trata de un destino lejano es si incluye la repatriación, que si me pongo enfermo me traigan a España»

 

En este sentido, «lo primero que hay que mirar cuando se trata de un destino lejano es si incluye la repatriación, que si me pongo enfermo me traigan a España», aconseja Jorge Moncada, presidente de la asociación de agencias de viajes de Aragón. También si se contempla esta prestación en caso de muerte. Y recomienda vigilar el importe de asistencia sanitaria del seguro, para asegurar que sea suficiente para cubrir los costes. En la práctica confiesa que «la gente no se fija en qué tipo de seguro ha contratado».  A medida que las coberturas aumentan también lo hace la prima del seguro.

Según los datos de la patronal de aseguradoras Unespa, Estados Unidos es el destino más caro para terminar en un hospital sin tener seguro. «Una asistencia sanitaria puede llegar a suponer el pago de 70.000 euros y un rescate por casi la misma cifra», según la cuantía máxima que aparece en último informe de la patronal publicado en su web estamos-seguros.com. El valor medio ronda los 717 euros en dicho país y Canadá. Por zonas, le sigue Asia, con una cuantía máxima de 62.486 euros y una media de 828 euros y África con 45.718 euros y un importe medio de 529 euros. El listado de los 20 destinos donde las aseguradoras españolas registraron percances con un coste mayor lo encabezan Estados Unidos, Turquía, Camerún, México, China, Bolivia, Marruecos, Fiji, Rusia, Colombia y Tailandia. Aquellos en los que de producirse un accidente es más grave fueron Camerún, Fiji, Groenlandia, Dinamarca, Jordania, Emiratos Árabes Unidos, Sudáfrica y Bolivia.

 

Fuente: heraldo.es

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Sin opiniones

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros artículos que también te pueden interesar