¿Viajas al extranjero? necesitas llevar la Tarjeta Sanitaria Europea

tarjeta sanitaria europea para recibir asistencia en el extranjero

La Tarjeta Sanitaria Europea frece cobertura médica en países de la Unión Europea y en los adheridos al tratado Schengen. Es un documento que puedes solicitar de forma Online.

Así pues, si tenemos previsto viajar a cualquiera de los 27 países que forman parte de la Unión Europea por motivos de trabajo, estudios o turismo, de entrada, deberemos solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE). En caso de desplazarnos a alguno de los países que pertenecen al Espacio Económico Europeo como: Islandia, Liechtenstein o Noruega, también estaríamos cubiertos

Pasos a seguir para solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea

Podemos hacerlo a través de Internet en la página web del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. Simplemente, hay que entrar en la sección ‘Ciudadanos’, después seleccionar ‘Asistencia Sanitaria’ y, por último, elegir el trámite: ‘Solicitud Tarjeta Sanitaria Europea’. No es necesario tener certificado electrónico, sino que se puede solicitar rellenando un formulario con los datos personales en la opción ‘Sin certificado’.

En caso de disponer de certificado digital o cl@ve, podemos hacer el trámite dentro del portal, seleccionando la opción ‘Solicitar Tarjeta’ en el apartado ‘Tarjeta Sanitaria Europea’. También, puede solicitarse a través del teléfono de atención de la Seguridad Social: 901166565, en horario de lunes a viernes de 9 a 20 horas. Como tercera opción podemos demandarla de forma presencial en las oficinas de la Seguridad Social, pidiendo cita previa.

Sea cual sea la vía elegida para obtenerla, el plazo previsto para el envío de la tarjeta al domicilio es de entre cinco o diez días, por lo que es conveniente que la pidamos con antelación al viaje para que nos llegue a tiempo.

¿Qué prestaciones quedan excluidas?

Esta tarjeta no es válida para tratamientos sanitarios previamente planeados. Es decir, no sirve en caso de tener planificada una intervención y querer que nos la hagan en un reputado hospital de Alemania o Francia. Por ello, es importante que nos informemos con nuestro mediador, para conocer a fondo las coberturas de nuestra póliza.

A diferencia de un seguro médico privado, en esta tarjeta quedarían excluidas las siguientes coberturas: la atención sanitaria en clínicas privadas en el extranjero, los costes del regreso al país de origen en caso de cancelaciones; la pérdida o sustracción de pertenencias; los tratamientos o servicios sanitarios que no sean gratuitos en el país en cual nos encontremos; los gastos de repatriación en caso de fallecimiento, etc.

Fuente: https://tiemposeguro.com/

Sin opiniones

Deja tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *